Rock and Roll nigger

“Ahora pasa algo cada diez años. Y todo lo que hacemos es reconocer que hace falta que ocurra algo y ponemos nuestro grano de arena para que así sea. ¿Quién sabe? Podríamos ser los próximos Rolling Stones… ¿Qué habría pasado si Jagger y Richards hubieran creído que Chuck Berry y Elvis Presley habían sido los últimos? A nadie le gustaba Chuck Berry tanto como a Mick Jagger y a nadie le gustaba tanto Elvis Presley como a Bob Dylan. (…) Por eso me jode tanto que la gente diga que esto o lo otro está muerto y que ya se ha inventado todo. Solían decir lo mismo cuando dibujaba y escribía poesía. ‘Oh, todo esto ya se ha dicho antes.’ Y yo pensaba que era para partirse porque yo no lo había oído. Quiero ocuparme del ahora, no me basta con escuchar que otros lo hicieron en la historia o ver que los Rolling ya lo hicieron. No me basta. Nosotros somos el mejor espectáculo para nosotros mismos.”

Patti Smith

Cuando pienso en una mujer artista, pienso en Patti. Cuando pienso en una mujer con personalidad, pienso en Patti. Cuando busco inspiración, busco a Patti. Sí. La búsqueda de referentes no es indispensable, pero sí enriquecedora. Patti se encontró la misma situación en la que, probablemente, nos encontramos todas cuando queremos ver hasta dónde podemos llegar: ¿dónde están las mujeres? A parte de caras y cuerpos bonitos, el arte no nos ha dado demasiadas mujeres en las que mirarnos. El papel de la mujer en el arte queda reducido a la musa y a la amante del artista, meramente decorativa, prácticamente pasiva; y eso esperaba ser Patti, aspirando bastante alto, tal vez alguna desdichada amante de algún artista. Menos mal que su vena creativa no se lo permitió. Por el arte, por la música, por la poesía, por el rock y por las mujeres en general, menos mal.

Suelo creer que sentirse raro es un primer paso para ser inconformista. Sentirse raro porque tú lo eliges o porque los demás ya lo han elegido por ti, qué importa; lo importante es la sensación de rechazo, de no entrar en los planes que tienen para ti, en las pautas que deberías seguir. Cuando la realidad te jode, no te queda otra que tomar distancia, y tomando distancia nos damos cuenta de muchas cosas. Cuando ves que no eres la chica que todos quieren, la chica guapa, silenciosa, sonriente, complaciente, la chica agradable porque expresa poco para no dar sombra, porque no grita, no protesta ni insulta, la chica femenina que se espera que seas, entonces realmente empieza a joderte de verdad esto a lo que llamamos feminidad. Y cuando Patti era una adolescente, delgada y larguirucha[1], prefería un novio jamaicano antes que los deportistas populares y triunfadores que, por supuesto, cumplían y encajaban perfectamente con lo que se esperaba de ellos.

Estrellas malditas, en ellas era en quien se miraba Patti. Ladrones, miserables, borrachos, desviados, desplazados: éstos eran, para ella, los mejores artistas. Aquellos que debían tan poco a la sociedad como para poderse distanciar, poder ser ellos, poder crear y crearse: poder, sencillamente. Por eso, a Patti no le importaba interesarse por el Tíbet cuando nadie aún lo conocía, tontear con el budismo de adolescente, acompañarse siempre de amigos negros[2], vestir abrigos y gafas oscuras a lo Greta Garbo[3], y recitar poesía con un piano de juguete bajo el brazo. De origen obrero y trabajadora de una fábrica, decidió plantar cara a lo que parecía ser su destino, y cogió un tren hacia New York[4]. A pesar de pasar las primeras noches durmiendo en portales y estaciones de metro, la aventura acabó siendo un bullicio de creatividad, de intercambio artístico, de inspiración, de buscarse y, sobre todo, de encontrarse.

Inquieta se buscó, y se buscó en todas aquellas formas artísticas en las que se creía capacitada: dibujar, pintar, escribir, recitar, cantar… Expresarse como sea, presentarse y representarse, mostrarse, ser. Y fue gracias a estar perdida que pudo tejerse tan bien, tan ajetreada y tan despacito al mismo tiempo, experimentando para experimentarse y descubrirse. He aquí el porqué del arte, el porqué de su arte. Recitaba desgarrada y orgásmica en bares y actuaciones, y esto fue lo que la identificó cuando empezó a cantar. Es música pero, antes que eso, es poesía, a veces incluso verborrea, palabras y sensaciones soltadas a borbotones, gritadas, lloradas. De ella a nosotros. Así, tal cual. Me suena tan directa y tan sincera, que siento hasta sus nervios, su sudor y su sangre hirviendo.

Y así me sienta esta canción. Rock and Roll nigger es uno de sus temas más famosos, por no decir también de los más polémicos. Ha tenido que justificarse varias veces por el uso del término nigger, usado para referirse con desprecio hacia la gente de raza negra. Lo que desconocían quienes criticaban el uso de esta palabra era que Patti Smith había crecido en un barrio negro, por lo que su mensaje iba en sentido muy contrario al racista. El nigger no es el negro, el nigger es el extraterrestre, el rechazado, el perdedor social. “¿Conocéis la palabra nigger?”, preguntaba Patti en un concierto en Alemania durante la gira de Radio Ethiopia[5], “Bueno, ¿pasa lo mismo aquí? Los marginados de la sociedad. Últimamente, sin embargo, la gente piensa que es un término usado para la gente de raza negra, pero en la historia la palabra nigger se aplicó a Caín[6]. ¿Os acordáis de ese tipo? ¿Os acordáis de Caín y Abel? Tíos, tendríais que haber leído la Biblia (risas). Bueno, os contaré una historia sobre Caín. Caín fue el primer nigger auténtico (…). Pero eso sí, era un tío de los más inventivo.” Y aquí va, un rock’n roll nigger, un rock’n roll para quienes viven en los confines de la sociedad convencional, para rechazados, para desviados, para raros, anormales, incomprendidos. Una canción para muchos, después de todo.

Rock and Roll Nigger[7]

Baby was a black sheep. Baby was a whore.
El bebé era una oveja negra. El bebé era una prostituta
Baby got big and baby get bigger.
El bebé se hizo mayor y aún más mayor
Baby get something. Baby get more.
El bebé coge algo. El bebé coge más.
Baby, baby, baby was a rock-and-roll nigger.
Baby, baby, baby, era un negrata rocanrolero

Oh, look around you, all around you,
Oh, mira a tu alrededor, todo a tu alrededor
riding on a copper wave.
Conduciendo una ola de cobre
Do you like the world around you?
¿Te gusta el mundo a tu alrededor?
Are you ready to behave?
¿Estás listo para comportarte?

Outside of society, they’re waitin’ for me.
Fuera de la sociedad, me están esperando.
Outside of society, that’s where I want to be.
Fuera de la sociedad, es donde quiero estar.

(Lenny![8])
Baby was a black sheep. Baby was a whore.
El bebé era una oveja negra. El bebé era una prostituta.
You know she got big. Well, she’s gonna get bigger.
Sabes que ella se hizo mayor. Bueno, aún crecerá más.
Baby got a hand; got a finger on the trigger.
El bebé tiene una mano; tiene un dedo en el gatillo.
Baby, baby, baby is a rock-and-roll nigger.
Baby, baby, baby, es un negrata rocanrolero.

Outside of society, that’s where I want to be.
Fuera de la sociedad, es donde quiero estar.
Outside of society, they’re waitin’ for me.
Fuera de la sociedad, me están esperando.

(those who have suffered, understand suffering,
aquellos que han sufrido, entender sufriendo,
and thereby extend their hand
Y así extienden su mano
the storm that brings harm
La tormenta que hace daño
also makes fertile
También nos hace fértiles
blessed is the grass
Bendecidos en la hierba
and herb and the true thorn and light)
Y hierba, y la verdadera espina y luz)

I was lost in a valley of pleasure.
Estuve perdida en el valle del placer.
I was lost in the infinite sea.
Estuve perdida en el mar infinito.
I was lost, and measure for measure,
Estuve perdida, y compás por compás,
love spewed from the heart of me.
El amor se arrojó de mi corazón
I was lost, and the cost,
Estuve perdida, y el coste,
and the cost didn’t matter to me.
Y el coste no me importaba
I was lost, and the cost
Estuve perdida, y el coste
was to be outside society.
Fue estar fuera de la sociedad

Jimi Hendrix was a nigger.
Jimi Hendrix era un negrata.
Jesus Christ and Grandma, too.
Jesucristo y la abuela, también.
Jackson Pollock was a nigger.
Jackson Pollock[9] era un negrata
Nigger, nigger, nigger, nigger,
nigger, nigger, nigger.
Outside of society, they’re waitin’ for me.
Fuera de la sociedad, ellos me esperan.
Outside of society, if you’re looking,
Fuera de la sociedad, si estás buscando,
that’s where you’ll find me.
Es donde me encontrarás
Outside of society, they’re waitin’ for me.
Fuera de la sociedad, me están esperando
Outside of society.
Fuera de la sociedad.


A pesar de encontrarse tan lejos de los cánones de belleza de la tía buena, Patti era plenamente sexual. Neurótica y desgarrada, para ella el arte era sexual, y su forma de vivirlo, su forma de vivir y amar el rock y la poesía, y a su querido Rimbaud, todo ello tenía sentido, precisamente, porque le recorría los sentidos, la enloquecía como enloquece el sexo. Suena instintiva[10], y sé que en parte es eso lo que me gusta. “I am not selling myself to God!”, grita totalmente ida al final de ‘Babelogue’. No, no se ha vendido a Dios porque Dios es orden, es cobardía, es Abel, es obediencia, comportarse, medirse, callarse. Y el rock’n roll, ni para ella ni para mí, el rock’n roll nunca ha sido eso. Por eso el rock’n roll no es para las estrellas, sino para los niggers, para Caín, para los paganos, para los inconformistas, los ácratas, los ruidosos, los desmedidos. El rock’n roll sirve para explotarse, para explotar sentidos y sensaciones, desahogarse, rabiar, llorar. Todo.

Menos mal que Patti Smith no creyó que no existía nada más después de Bob Dylan o los Rolling Stones. Menos mal que no vivió del pasado y los mitos caídos. Menos mal. Viviendo del pasado es como el presente queda caduco, desencantado, melancólico. Creer que ya se dijo todo lo que debía decirse, que no quedan rincones que explorar, que el mundo ha sido tan pisado que nosotros no podemos ya aportar nada es un completo error. Que otros lo hayan hecho, no significa que tú lo hayas hecho. Sé que otra gente ha dibujado y escrito y bailado, pero no yo. Y mi forma de vivirlo, y lo que yo puedo sacar de ello es sólo mío, y nadie va a sacarlo por mí ni espero que lo haga.  Cada día me levanto en algo nuevo, no creo vivir en un mundo en el que todo se ha probado y ya no hay lugar para la invención. Siento que tengo muchas cosas que decir, siento que quedan muchas ideas a las que quiero plantarles cara. Siento que tengo un papel, y unos retos, y unas inquietudes. Y no, tampoco voy a venderme a ningún Dios.


[1] “Enero de 1976, Patti recordaba: ‘Era de los más impresionable con el arte… Me cohibía un montón lo de estar flaca y una profesora me dijo que no debería ser así. Me llevó a la biblioteca… era muy buena gente… me enseñó los Modiglianis y dijo que me parecía a un personaje de El Greco o del período Azul o de Modigliani.’ Los cuadros eran de mujeres con rostros delgados, pálidos y angulares y expresiones solemnes. Patti se identificó inmediatamente con esas mujeres y se inició así su asociación mental de toda la vida entre el sentirse bien consigo misma y el arte.” (Johnstone, 1997: 26)

[2] Aunque para ella era bastante normal, no era muy corriente que a finales de los 50 se mezclaran con normalidad ambas razas. Y mucho menos era normal interesarse por la música negra si era blanco. Patti habla al respecto: ““La única música que molaba era negra: Smokey Robinson, James Brown, John Coltrane. (…) Necesitábamos algo bueno y blanco. Entonces vi a los Rolling Stones en la tele y me dije “Yeah” porque por primera vez veía a unos rocanroleros a los que quería tirarme. (…) Me tocaron la vena sexual. Hablaban nuestro lenguaje y nos hacían sentir bien por ser blancos. Eran todos esos adjetivos a la vez: peligrosos, sucios, malos, feos, asquerosos… maravillosos (…) Más adelante pasó alguien que nadie esperaba, y fue la aparición de Jimi Hendrix. Se metió en las bragas de las niñas blancas. Él fue quien acabó con la diferencia de color para mí.” (Johnstone, 1997: 30)

[3] Actriz sueca muy famosa y exitosa en los años 30 y 40. Fue conocida como “La mujer que no ríe”, ya que en sus películas siempre mostraba un rostro serio.

[4] Era 1967, en South Jersey. Más adelante, esto fue lo que expresó en su canción ‘Piss Factory’: “I’m gonna get on that train and go to New York City and I’m gonna be so bad, I’m gonna be a big star and I will never return to burn out in this piss factory.”/ “Voy a subirme en ese tren para ir a Nueva York y voy a ser muy mala, voy a ser una súper estrella y nunca volveré, nunca volveré a quemarme en esta fábrica de mierda.”

[5] Éste y otros extractos citados en este texto los he sacado de la biografía de Patti Smith, escrita por Nick Johnstone y publicada en 1997 por la editorial Rock Pop Càtedra.

[6] La historia de estos dos hermanos, hijos de Adán y Eva, consta como una de las primeras del Génesis, y cuenta cómo Caín mata a su hermano Abel debido a los celos que siente después de que Dios dijera que prefería el sacrificio de Abel (una oveja) antes que el de Caín (frutos de la tierra). Sin embargo, tal y como sucede también con la canción de Barón Rojo ‘Hijos de Caín’, la historia puede traducirse de un modo distinto. En lugar de tomar a Caín como el malo, podemos tomar a Caín como aquel que se rebela y se niega a seguir los dictados de un Dios. Abel, en cambio, representaría el orden establecido, el cobarde, el obediente. He aquí, pues, la razón por la que Patti se considera a ella, al nigger y al rock’n rol en general, como hijos de Caín.

[7]La canción incluye también unos versos de Babelogue, un poema de Patti Smith. En esta versión no se encuentran los versos enteros, sólo la última parte. Para verlo y leerlo entero, aquí tenéis un enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=G8SoVfTVLrk

[8] Lenny Kaye, miembro de la banda de Patti Smith, canta esta segunda estrofa.

[9] Pintor de principios de siglo XX, referente del expresionismo abstracto.

[10] Refiriéndose al rock and roll y al arte, no tiene problemas en relacionarlo con instintos tan básicos como son el sexo y la violencia: “Bueno, aunque ha acabado la guerra, no debemos olvidar… no podemos dar tranquilamente la espalda a la violencia, porque la violencia, la poesía de la violencia, forma parte de nuestro pasado. Es parte de nuestra tradición, es rock’n’roll, es un rincón de callejones oscuros. Pero lo que pasa hoy en día es que no descargamos nuestra violencia en ningún hombre. Para eso tenemos el arte, por eso hacemos rock’n’roll. Nos volvemos así como introspectivos y descubrimos ese algo en nosotros que nos impulsa a querer luchar contra otras personas y cuando lo entendemos, es como un demonio. A los demonios hay que transformarlos y eso es arte, eso es música, eso es rock’n’roll.” (Johnstone, 1997: 77)

Anuncios

~ por Lillith Kozmicamente en 11/02/2010.

5 comentarios to “Rock and Roll nigger”

  1. Pues vaya tontería de artículo, esto no aporta nada. Que no, que es coña.

    A mí Patti Smith me parece tela de atractiva, claro.

    Se dice (y estoy más o menos de acuerdo) que ya no se puede ser original. Eso no quiere decir que haya que dejar de intentarlo. Hay que intentar ser creativos siempre y hacer arte por el gusto de hacerlo, de llevarlo más allá y de jugar con él a ver qué sale.

    Bueno, en general lo de Caín y Abel yo lo veo como una referencia a los sacrificios de carne que se hacían antes. Pero cualquiera interpreta una historia de miles de años que ha sido editada decenas de veces para adaptarse a los tiempos.

  2. Desde luego, a mí también me parece muy atractiva, ni te imaginas el rato que he pasado buscando fotos y mirando fotos suyas. Pero no es el cánon de belleza de moda, digamos, no sería una portada Playboy. Personalmente, creo que gran parte de su atractivo está en la actitud que transmite constantemente, con su cara, su pelo, su mirada… Me parece fantástica, y muy muy singular :)

  3. Para mí ha envejecido mal estéticamente, pero muy bien artísticamente. Pude verla en el Primavera Sound de 2007 y dio un señor concierto. Escupe como nadie.

    Enhorabuena por el blog.

  4. Muy buen artículo. Patti me parece excesivamente hermosa, en todos los sentidos posibles.

  5. muy buena!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: