White Rabbit

– Minino de Cheshire – empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba-. Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.
– No me importa mucho el sitio… – dijo Alicia.
– Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el Gato.
– … siempre que llegue a alguna parte – añadió Alicia como explicación.
– ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte – aseguró el Gato- , si caminas lo suficiente!”

Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carroll

Siempre me inquietó ver animales parlantes, caminantes, pensantes. Como si el mundo se diera la vuelta, como en las antiguas fábulas y en esos cuentos infantiles de criaturas descalzas vestidas. Cuando el animal es disfrazado de persona, pierde cierta inocencia, cierta pureza en su salvajismo. Y cuando un conejo blanco deja de andar a cuatro patas y toma postura humana, y cuando, además, se decora de nuestros cachivaches, vistiendo chaleco mientras corre con un reloj en la mano; entonces, el conejo deja de ser conejo, para ser un ridículo espejo nuestro. Y nos miramos en el conejo, para ver un adulto cualquiera, tan absurdo y con tantas prisas, siempre con tantas prisas. Quizá ése sea el primer punto inquietante que nos atrapa, que atrapa a Alicia[1], y a nosotros, como lectores, como espectadores, en este trastorno de lo cotidiano con un halo de extrañeza que representa el país de las maravillas en el que Alicia se perdió.

Las múltiples interpretaciones del libro apuntan a un viaje al subconsciente, a un recorrido a la infancia, un limbo, una conversión alquímica, una sesión de psicoanálisis, un aterrizaje a la vida adulta, a acertijos lógicos sin sentido. Y de todo, creo, tiene un poco de cierto, porque ¿a dónde nos lleva el subconsciente  sino a marcas de la infancia? ¿Qué es la infancia sino un cierto miedo hacia la vida adulta? ¿Cómo llegamos a la vida adulta sino aceptando una conversión hacia algo incomprensible? ¿Por qué juegos y acertijos tan comprensibles en el mundo de la lógica acaban inquietándonos cuando toman forma? En este laberinto del absurdo es dónde cae Alicia, en un montón de metáforas, analogías, en sueños esculpidos por lo rocambolesco de la imaginación y lo perturbante de lo real, o viceversa. Y, uno no sabe muy bien cómo, pero finalmente vas asimilando tanto y tanto sin sentido por doquier.

Los ojos de Alicia son el canal para ver con inocencia y cordura infantil locuras en las que vivimos. Su choque con lo extraño es constante, y aquello que aparentemente puede tener sentido desemboca siempre en un delirio, una locura inexplicable. Y ahí están la liebre y el sombrerero atrapados eternamente en su hora del té, varios animales en una carrera circular sin principio ni final ni primeros ni últimos, un ejército de naipes que obedece sin criterio ni crítica a una reina de corazones autoritaria… Y entre tanta parodia de la sociedad inglesa, una filosófica oruga que se paró en el mundo, en su seta y con su pipa, le cuestiona a Alicia quién es, mientras la sonrisa de un gato relativiza su camino. Todo el recorrido mental es también para Alicia un recorrido físico, y su cuerpo la desconcierta, y tan pronto encoge como se agranda, como se ahoga con sus propias lágrimas, como se agranda, como encoge, en una permanente inestabilidad.

Con toda esta confusión que difiere tan poco de la más pura psicodelia, es con la que Jefferson Airplane canalizan su mensaje sesentero: las drogas y sus trances. En White Rabbit aparecen los estrafalarios elementos de Lewis Carroll rodeando la experiencia. En la canción están las fases de este viaje iniciático, enmarañado de animales parlantes, setas efectivas y absurdo, mucho absurdo. Antes de escribir la canción, Grace Slick se inspira escuchando por veinticuatro horas ‘Sketches of Spain’ de Miles Davis, pasada de ácido, complementándose con el bolero de Ravel, queda finalmente esta marcha, una marcha que avanza, eleva, adentrándonos en la canción cuasi-oficial del espíritu alucinógeno:

White Rabbit

One pill makes you larger
Una pastilla te hace más grande
And one pill makes you small[2]
y otra te hace más pequeña
And the ones that mother gives you
y las que te da mamá 
Don’t do anything at all
no te hacen absolutamente nada
Go ask Alice
Ve y pregúntale a Alicia
when she’s ten feet tall
cuando mida diez pies de alto.

And if you go chasing rabbits
Y si vas persiguiendo conejos
And you know you’re going to fall
Y sabes que te vas a caer[3]
Tell ‘em a hookah smoking caterpillar
Diles que una oruga que fumaba en pipa
Has given you the call[4]
Te había llamado
Call Alice
Invoca a Alicia
When she was just small[5]
Cuando era pequeña

When men on the chessboard
Cuando los hombres de la mesa de ajedrez[6]
Get up and tell you where to go
se levantan y te dicen a dónde ir
And you’ve just had some kind of mushroom[7]
y acabas de comer una especie de hongo
And your mind is moving slow
y tu mente se mueve lentamente
Go ask Alice
ve y pregúntale a Alicia
I think she’ll know
creo que ella sabe acerca de eso.

When logic and proportion
Cuando la lógica y las proporciones
Have fallen sloppy dead
Han caído en una agonía patética
And the White Knight is talking backwards[8]
Y el Caballero Blanco está hablando al revés
And the Red Queen’s “off with her head!”[9]
Y la Reina Roja grita su “¡que le corten la cabeza!”
Remember what the doormouse said;[10]
recuerda lo que dijo el Lirón :
“Feed your head…
“Alimenta tu mente…
Feed your head”
Alimenta tu mente”

Entonces consumes y entras. Tu cuerpo cambia tu percepción, o cambia tu mente tu cuerpo, o es sólo tu percepción la que lo cambia todo, qué importa. Ya entraste persiguiendo al conejo blanco, optaste por el nuevo camino, apartado de la seguridad de lo conocido, lo cotidiano, lo formal. Creces, decides, y caes. Y caes, caes, caes, no sabes dónde, pero te arriesgaste, saliste, fuiste; y en la nueva y desordenada dimensión las dudas crecen más que las respuestas. Todo es tan familiar como insólito. Incluso una oruga te pregunta, repetida e insistentemente, quién eres, quién eres, qué eres tú. Y a ti sólo te rodea la confusión, imágenes sobresaltadas, choques de irrealidad, que definen nuevamente lo real, como la rigidez de la tabla de ajedrez, la arbitrariedad de la reina, el balbuceo del conejo cuando dejó de llegar tarde. Y a todo esto, tu mente ya está a otro ritmo.

La experiencia de ‘White Rabbit’ es el viaje al desconcierto, con sentido lógico, sin sentido común, nuevas percepciones para nuevas dimensiones. Insisten, insisto, en entrar y caer como sinónimo para levantarse y crecer. Las nuevas imágenes que entran a bocanadas por los ojos y los sentidos pueden perderte en un enredo incoherente. Pero a Grace no se le olvida recordarnos lo que dijo el lirón, o lo que ella quiso que el Lirón dijera, el animal que más duerme, quizá por ello el que más sueña: alimenta tu mente. Entre las danzas de lo inexplicable, las pérdidas de la seguridad en la percepción, en el conocimiento, el autoconocimiento, siempre nos queda alimentar nuestra mente. Autoexplorarnos, madurar, psicoanalizarnos, convertirnos, evadirnos, alucinar… Todos estos espacios inseguros en los que uno no sabe, no controla, son lugares desconcertantes porque son desconocidos. Pero Grace nos recuerda, creciendo al final de su gran marcha de dos minutos,  que también nos abren las puertas de la percepción, que son la ocasión de abrir las puertas a lo nuevo, para alimentar, alimentar, alimentarnos.


[1] Desde entonces, perseguir un conejo blanco es perseguir un misterio, ya casi como expresión y simbología popular, desde Donnie Darko hasta Matrix, el conejo blanco se tomó como referencia, como la llave que te encamina a encontrar respuestas, o aventuras, o soluciones, o, generalmente, muchas más dudas.)

[2] Son éstas las palabras que le dice la Oruga Azul a Alicia cuando ella se queja de su pequeño tamaño. Antes de que se vaya, la Oruga le informa de que la seta sobre la que se sienta tiene la capacidad de encogerla o agrandarla según el lado de ésta que coma.

[3] Cuando Alicia empieza a perseguir al conejo, en el primer capítulo, acaba cayendo por su madriguera, durante un largo rato durante el cual va encontrando diferentes objetos, como relojes o un bote de mermelada vacío.

[4] La conversación que mantiene Alicia con la Oruga es bastante relevante en la historia, ya que la Oruga es quién empieza a preguntarle y cuestionarle quién es ella, a lo que ella responde totalmente confusa, porque ha sufrido tantos cambios en su cuerpo que ya no sabe quién es. Así, divagan un poco sobre qué es ser, sentirse, y sobre si esta cuestión tenía realmente alguna respuesta.

[5] Toda la conversación con la Oruga la tiene cuando encoge, claro, en unos 10cm, exactamente igual que la Oruga.

[6] Si bien el ejército de la reina es un ejército de naipes, no entiendo muy bien porqué ahora hace referencia al ajedrez, ya que no creo haberlo visto en mi breve lectura del libro.

[7] Al despedirse de la Oruga, lo que Alicia come es su seta.

[8] Tampoco sé a quién se refiere con el Caballero Blanco, pero podría tratarse del mismo conejo al final de la historia, cuando ya se sabe a dónde y a qué llegaba tarde: era el paje de la reina.

[9] La frase más repetida por la reina de corazones durante la historia es ‘que le corten la cabeza’, frase que aplica a todos aquellos y a todo aquello que no le gusta. Éste fragmento es una constante burla a la arbitrariedad absoluta del poder, que se rige finalmente por caprichos, inmadurez y autoridad.

[10] El lirón es el tercer personaje que aparece en la escena del té junto al sombrerero y la liebre loca. Cobra otro protagonismo porque está dormido prácticamente todo el rato en que dura la hora del té. Sin embargo, cuando se realiza el juicio al final del libro, le piden al sombrerero que recuerde lo que el Lirón dijo, a lo que él afirma no recordarlo. En este caso, Grace Slick fue quien quiso inventar – o eso parece – las palabras que habría dicho el Lirón quien, irónicamente, es de los personajes con menos protagonismo de la historia.

Anuncios

~ por Lillith Kozmicamente en 24/06/2012.

2 comentarios to “White Rabbit”

  1. Qué difícil es analizar la obra de Carrol. Eso tiene en común con muchas canciones de este movimiento, todas las interpretaciones que se le dan a cosas que muchas veces no tienen sentido alguno.

    De hecho cuando The Beatles hicieron I am the Walrus, como burla de la gente que buscaba significados ocultos en sus letras, precisamente aludían al Carpintero y la Morsa de Carroll, que han sido metáforas de religiones, capitalismo, comunismo…

  2. Saludos lillith, exelentes deducciones,la vida siempre sera un misterio dificil de explicar,
    creo que la historia comienza por la soledad y el aburrimiento por la espera de algo o alguien,
    DATO CURIOSO: a Alicia no le extraño ver y escuchar a una liebre hablar, le parecio lo mas natural,
    a veces me pregunto si ella habia escuchado alguna vez hablar a una liebre, he ahi la interrogante?
    y viene a mi mente la historia de san francisco de asis, el santo que hablaba con los animales,
    he ahi otra interrogante? me pregunto si tambien escuchaba hablar a los animales,
    bueno volviendo al relato, para mi El Gato de Cheshire, no es otra cosa que el eco de la conciencia humana,
    la respuesta del gato fue, que si iba con direccion a el sombrerero, o direccion a la liebre de marzo,
    los dos estaban locos, a mi forma de ver, creo que tienes toda la razon del mundo en tus deducciones,
    la verdad te felicito, cuando mencionas a Jefferson Airplane, porque al entrar en el mundo de las drogas,
    mejor conocidas como alcaloides, como los son la Psilocibina, extraida de las setas mejor conocidas como
    los hongos alucinogenos o Psilocybe mexicana, conocida como nanacatl o santitos como les llamaba una
    curandera de huautla de jimenez oaxaca mejor conocida como maria sabina, o como el peyote ( Lophophora williamsii )
    que contiene una substancia llamada mescalina, que utilizaba un brujo yaqui del norte de sonora, el cual
    le daba a ingerir a un antropologo de nombre carlos castaneda para entrar en trance y poder hablar con
    su nagual, o tener contacto con el espiritu o aguila como solia llamarle don juan en sus enseñanzas,
    carlos castaneda, autor de varios libros, el primero fue las enseñanzas de don juan muy famoso por cierto,
    en donde menciona a el peyote como mescalito, bueno no te quiero aburrir con esto, aunque el peyote
    mejor conocido por ellos como wirikuta, lo recolectan en el desierto de san luis potosi, y lo utilizan
    los indios huicholes en su rito del tambor, para que wirikuta protega a un niño elegido hasta la edad
    de 5 años, bueno volviendo al tema: para mi la vela es la iluminacion o respuesta a la pregunta
    que nos hacemos para saber a donde vamos, y despues de obtener la respuesta se apaga y volvemos a la realidad,
    es por eso que el gato desaparecio lo mismo que una vela cuando se apaga, y al obtener respuesta
    intuitiva opto por tomar el camino de la liebre de marzo, asi nosotros los humanos en la vida real,
    cuando nos encontramos ante una situacion y no conocemos la respuesta, nos hacemos una pregunta siempre,
    de la cual como por arte de magia se enciende la vela del entendimiento y se busca a la sabiduria para
    obtener una respuesta, entonces surge la duda y aparecen de la nada el diablito y el angelito uno de cada
    lado para decirnos que hacer, y para mi la mejor decision fue ir en direccion de la liebre de marzo,
    pórque si analizamos bien, antes de la pregunta ya existia la respuesta, por que el relato no dice
    que alicia se levanto a perseguir al sombrerero, sino a la liebre de marzo, entonces de antemano ella solo
    siguio el camino que la liebre habia tomado por que ese era su objetivo principal, alcanzarla,
    bueno en lo personal creo que estos relatos de alicia en el pais de las maravillas solo son un
    experimento con alicia a ingerir alcaloides y sus viajes que tuvo en los trances solo fueron,
    el resultado de dicho experimento, y que se dejo escrito en ese libro, igual que el experimento al cual
    fueron sometidos john y george dos de los beatles, en la casa del muy famoso doctor charles robert,
    mejor conocido en la cancion como dr. robert al darles en una taza de café, que los hizo entrar
    en otra frecuencia por que los cristales de acido lisergico producen caleidoscopios en el cerebro,
    al entrar la luz por los ojos, fue un efecto similar al que tuvo alicia en su relato,
    otro dato: cuando uno se encuentra en momentos de preocupacion simpre aparece de la nada
    algo que llamamos suerte o buena fortuna, y para los orientales, el gato representa la buena
    fortuna a raiz de un sacerdote y su gato que vivian en un templo, y eran pobres y pasaban mucha hambre
    pero sucedio un dia que al pasar por ahi un señor feudal, lo agarro la tormenta, y en eso vio que
    el gato movia su pata y le decia ven entonces el le hizo caso al gato y cuando se alejo del arbol
    cayo un rayo en donde se encontraba, y al ver que el gato le habia salvado la vida
    nunca mas se tuvieron que preocupar el monje y su gato jamas volvieron a pasar hambre, de ahi proviene
    que el gato es la buena suerte tambien lo fue para alicia, en cuanto al conejo se dice que el como
    vive bajo la tierra conoce los misterios de la misma al parecer es sabio, y el reloj reprenta el tiempo
    sobre el cual vive la sabiduria sobre la tierra, eso creo, bueno sabes la verdad me entretuviste
    mucho con lo que contaste, y me hiciste reflexionar sobre la vida, te lo agradezco, solo algo mas,
    me gustaria que usaras el nombre de lillith colibri, seria un honor para mi, sabes el colibri
    aqui en mi tierra mexico es algo sagrado, para mi y para toda la gente de aqui, es nuestra
    buena fortuna encontrarnos con uno, ya que representa a el sol, que es lo que nos da vida dia a dia,
    y sobre todo era el que les enseñaba el camino a seguir a los aztecas, asi como a alicia el gato,
    sabes en la actualidad es dificil encontrar a personas como tu que buscan la verdad de las cosas,
    y te dire algo eres especial, espero que sigas escribiendo, todos tus escritos son muy interesantes,
    bueno un abrazo desde mexico para ti con mucho cariño, tu amigo Daleth Colibri.

    p.d. Daleth es la cuarta letra hebrea y representa la puerta, la entrada al conocimiento,
    y colibri ya te lo dije antes, cuidate quieres nos estamos leyendo, bye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: